El hijo del ebanista que se hizo educador ambiental

Te invita Andreu Escrivà a hablar de educación ambiental y cambio climático en la radio, en la nueva radio autonómica valencina À Punt, dentro de un espacio que Andreu ha llamado DESGEL.

Por si te apetece, aquí tienes el enlace al audio del programa, desde el minuto 33:10.

Andreu, que tiene muy buen ojo para elegir los temas en su programa, sabía que hablar de educación ambiental en la semana en que se celebra el Día Mundial de la EA (26 de enero) era como encajar la pieza más pequeña del puzzle en el espacio correcto, y debido a que las redes sociales hacen inesperados compañeros virtuales, me propuso intervenir unos minutos en este espacio.

Como sabía que la primera pregunta que me iba a hacer, necesariamente, era “qué es eso de la educación ambiental” y a mi eso me cueeeeeeeeeesta mucho, que queréis que os digo, no sirvo para teórico del ramo, para eso está el Dr. Pablo Meira o mi compañero de #EA26 Dani alias @drotorrent que tienen un coco mucho más lúcido y preparado. Yo soy más de charla en barra (de bar) y de ejemplos, muchos, incluso demasiados a veces, por eso para explicar qué es la educación ambiental y acabar diciendo que es un HERRAMIENTA. Le cuento que mi padre es un ebanista, ya jubilado, y que yo he crecidoo entre martillos, tenazas y serruchos, herramientas que tenían un uso muy concreto, y que en manos de un profesional de la madera hacen maravillas, pero en manos de cualquier otro pueden ser muy peligrosas (IGUAL QUE CON LA EA ¿O no?

Pero ojo, la EA no es un herramienta cualquier, es una de las complejas, de las que ves y piensas “joder, eso como se usa”, y todavía peor “¿para qué sirve? Y léeme con atención: Una herramienta que en las manos adecuadas, de un/a profesional, y bien utilizada, puede hacer cosas muuuuuuuy grandes, pero que en las manos incorrectas y un mal uso, puede ser una verdadera arma de destrucción masiva, en serio.

La EA es un herramienta que sirve para:

Que la ciudadanía conozca lo que ocurre en su entorno, si quieres con un enfoque ambiental, pero “lo bueno” y “lo malo”, porque a veces parece que solo estamos para hablar en clave problemas ambientales, que también, pero especialmente de las cosas positivas que ocurren (apuesta de València por la movilidad sostenible, eso debemos contarlo)

Valencia gana el Premio Ciudad Sostenible en movilidad por su anillo ciclista

 

Para facilitar la comprensión de todo aquello que ocurre en el medio ambiente, pero conectado con lo social, económico y cultural. 9 de cada 10 chavales a los que les pregunto ¿qué es el medio ambiente? Contestan que la naturaleza, pero que un edificio, un coche, una bicicleta NO porque eso “lo fabrican las personas”, y así nos va, que visualizamos el medio ambiente como “un lugar al que vamos en algunas ocasiones”.

Ojo, todo esto está muy bien y es necesario, pero de nada serviría si desde la EA no APOSTÁSEMOS POR CAPACITAR A LA CIUDADANÍA PARA QUE SEA CRÍTICA CON esa información. Por que al final, de lo que se trata es de…

 

 

Favorecer la adquisición de valores pro ambientales y capacitar a las personas para el análisis, el debate, la toma de decisiones y la participación activa para pasar a la ACCIÓN, ACCIÓN, ACCIÓN  y transformar la realidad.

Seguro que has escuchado infinidad de discursos, en muchos ámbitos, que hablan de cambiar modelos (económicos, energéticos, educativos) CAMBIAR MODELOS QUE LLEVAN DÉCADAS E INCLUSO SIGLOS EN NUESTRA SOCIEDAD ES MUY MUY DIFÍCIL… Pues te confirmo lo que ya sospechabas, para eso está la EA.

Y ya puesto, aprovecho para volver a incidir en que la EA no puede estar exenta de tener un toque “a la contra”, contestatario, provocador, ya que en definitiva se trata de cambiar un modelo de sociedad que nos ha llevado a una crisis sin precedentes, que no HEMOS actuado a tiempo, que estamos en el tiempo de descuento, probablemente ante la última oportunidad y ya no se pueden hacer concesiones NI REVOLUCIONES AMABLES. Y, si me lo permites, esto hace que en algunos casos la EA sea INCOMODA Y LAS EDUCADORAS Y EDUCADORES TAMBIÉN.

Bueno, en realidad lo que más le interesaba a Andreu era la relación EA y cambio climático, y como el tiempo que teníamos era muy muy escaso, aproveché su entrevista en lamarea para comentar tres cosas que considero importantes:

Es tarde para volver a un mundo sin cambio climático, pero no lo es para quedarnos en un cambio climático que nos haga factible la adaptación, limitando las desigualdades y la pobreza.

Ya vivimos en un escenario (planeta) distinto al de nuestros padres y nuestros hijos/as aún lo encontrarán distinto al nuestro y eso exige capacitar a las personas para que hagan esa lectura, la conecten con su entorno más cercano, incluso el más íntimo, a través de las emociones, y no solo cambien y se adapten, sino que se conviertan en AGENTES DE CAMBIO.

Cuando Bill McKibben publicó The End of Nature en el 89, que era el primer libro de divulgación serio sobre cambio climático, él esperaba que hubiera una repercusión brutal. Que la gente, simplemente con ver ese problemA, iba a reaccionar.

Así es, desde distintos ámbitos científicos y divulgativos, algunos/as pensaban que simplemente con CONTAR LO QUE ESTABA PASANDO A NIVEL DE CAMBIO CLIMÁTICO, eso sería suficiente para provocar una reacción en la gente. En 2007 Al Gore, ponía voz e imágenes a la comunidad científica, y “a su manera” contaba lo que estaba ocurriendo y lo que podía pasar en el corto plazo. Muchísima gente vio ese documental y me consta que quedaban afectados y preocupados, pero el tiempo justo de coger el coche y llevar a los niños al colegio, comprar las naranjas sudafricanas envasadas en bandejas de porexpan o someter a los compañeros de oficina a una climatización ártica en verano y propia del desierto de la muerte en invierno. No, no era suficiente para reaccionar, ahora es evidente que no, y comparto que que hay que llegar a o más profundo de las personas para provocar los cambios necesarios, y eso es algo para lo que DEBEMOS ESTAR / ESTAMOS CAPACITADOS LAS EDUCADORAS/ES AMBIENTALES…

Y por último, hay una cosa que dice Andreu y me parece clave: “Discutirlo todo en los despachos es muy peligroso… sensación de desconexión de la realidad.” Las educadoras/es ambientales debemos sacar el debate del cambio climático a la calle, llevarlo a las aulas, a las empresas, a los bares… Eso si, tenemos los medios y recursos que tenemos, o sea mínimos, y la última pregunta es ¿Estamos en este momento capacitados y formados para hacerlo?

Contéstame el VIERNES 26 DE ENERO, DÍA MUNDIAL DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL, poniendo patas arriba Twitter  ¿No crees que la #EducaciónAmbiental lo merece? Viernes 26  De 18:00 a 19:00 Utiliza el HT #EA26 y celebremos el #DíaMundialEducaciónAmbiental #FabricadelSol 

https://educacionambiental26.wordpress.com/2018/01/08/la-educacion-ambiental-y-el-mundo-ea26-26e/

DT_JHmoWAAAwj9F.jpg large

Nos vemos.

Sera Huertas, hijo de ebanista.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s