Más educadoras/es ambientales trabajando y en mejores condiciones laborales

 

S-SDG-Poster_-Letter.jpg

Reflexionando con lápiz y papel sobre los yacimientos de empleo verde y la educación ambiental, escribí estas notas que me apetece compartir.

Estos son los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, un conjunto de objetivos globales propuestos por la ONU para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en el horizonte de 2030.

Para alcanzar estas metas, todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y personas como nosotros y nosotras. Debemos ponerle voz a estos objetivos porque son el DESTINO que marcan el CAMINO donde debemos encontrar ese yacimiento de empleo verde en el que queremos creer. Como dice el economista americano Jeffrey Sachs “Los Objetivos de Desarrollo son el viaje a la Luna de esta generación” así que los educadores/as ambientales ya sabemos hacia donde encaminar nuestra nave.

Nos enfrentamos a muchos problemas y crisis globales: LA INMIGRACIÓN, EL CAMBIO CLIMÁTICO, LA DESIGUALDAD, EL HAMBRE, EL DESEMPLEO… Y todas deben ser abordadas con rapidez, contundencia y compromiso… Y por tanto solo cabe hacerlo DE MANERA INTEGRAL Y SISTÉMICA. Lo bueno, la ventaja que tenemos, es que los objetivos y la agenda ya están marcados, y eso ya de por si es difícil, ahora queda mucha voluntad política y muchísimo TRABAJO, precisamente de la que trata esto ¿no? DE TRABAJO, ya que no hay yacimiento de empleo si no hay potencialmente trabajo.

Desconozco la receta para que este desafío llegue a buen puerto, y no ocurra como la anterior agenda con los ODM, lo que sí sé y estoy seguro es que LA SENSIBILIZACIÓN, CONCIENCIACIÓN Y EDUCACIÓN son HERRAMIENTAS FUNDAMENTALES para conseguirlo… y como no puede ser de otra manera, han de estar en manos de profesionales ¿De la educación ambiental? Pues por ejemplo ¿Porqué no?

Estos objetivos hablan de TRANSFORMAR EL MUNDO y eso solo será posible si nos transformamos nosotros. Y aquí cito a Federico Buyolo, Director General de Cooperación y Solidaridad de la Generalitat Valenciana, que dice: “No es posible transformar el mundo sin transformar la sociedad y no es posible transformar la sociedad sin transformar la educación”

AHÍ TENEMOS EL YACIMIENTO:

CONSECUCIÓN DE LOS OBJETIVOS + TRANSFORMACIÓN DE LA SOCIEDAD + UNA NUEVA EDUCACIÓN

Añade Federico Buyolo: “Hay que dotar a las personas de las competencias necesarias para ser la palanca de cambio que transforme el mundo actual” Y precisamente eso es LO QUE SABEMOS HACER los educadores/as ambientales (o al menos es lo que deberíamos saber hacer) Ver LIBRO BLANCO de la educación ambiental en España en pocas palabras : CAPÍTULO 3. pag 13: “LA EDUCACIÓN AMBIENTAL ES UNA HERRAMIENTA PARA TRANSFORMAR LA SOCIEDAD” , justo lo que necesitamos…

capture image1

Federico Buyolo insiste: “La educación que necesitamos debe sobrepasar el marco normativo y formal y configurarse como un aprendizaje permanente a lo largo de la vida, basada además en un humanismo transformador basado en el bien común.” Desde la educación ambiental recogemos perfectamente ese mensaje ¿O no?

Y acabo destacando esta otra frase: “Dotar a las personas de las competencias necesarias para ser la palanca de cambio que transforme el mundo actual” ¿CÓMO? CONTRIBUYENDO A CREAR PERSONAS COMPROMETIDAS, LIBRES Y ÉTICAS. CREANDO UNA NUEVA CIUDADANÍA INFORMADA, FORMADA Y ACTIVA. Ver LIBRO BLANCO de la educación ambiental en España en pocas palabras, CAPÍTULO 2. pag 11: OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL, justo lo que necesitamos…

capture image22

capture image23

Y llegado a este punto se abre un debate muy interesante que quizás podamos desarrollar a partir de septiembre, si es que hay quien considera que es necesario, ¿Qué competencias en desarrollo sostenible, para los retos de la sociedad actual, podemos encontrar en el perfil profesional de un educador/a ambiental?

1- Real Decreto 814/2007, de 22 de junio, por el que se complementa el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, mediante el establecimiento de dos cualificaciones profesionales correspondientes a la Familia Profesional Seguridad y Medio Ambiente.

2 – Real Decreto 384/2011, de 18 de marzo, por el que se establece el título de Técnico Superior en Educación y Control Ambiental y se fijan sus enseñanzas mínimas.

Pero volviendo al tema, no solo se trata de detectar yacimientos de empleo verde, que está muy bien, aquí se trata de ponerse a levantar un sector profesional, o así al menos lo define el profesor Pablo Meira en la publicación “Crisis económica y profesionalización en el campo de la educación ambiental: comparativa 2007-2013 en Galicia” donde deja claro que podemos y debemos hablar de CAMPO PROFESIONAL DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL. Un campo “demolido de forma legítima”, apunta el profesor Meira, durante los años más duros de la crisis por ser incómodo al sistema y porque su destrucción apenas generaba costes políticos o sociales.

En cualquier caso ha llegado el momento, ahora si o si, de arreglar esto y resurgir de las cenizas. Y atención, el camino ya está iniciado. La guía para levantar este sector la elaboró el GT19 de educación ambiental del último CONAMA. Aquí podéis ver un resumen de este documento de trabajo: https://www.genial.ly/View/Index/583af080ba1aa66ea00cebaa

Pero si me lo permitís yo añadiría 3 cuestiones que considero vitales para ese resurgimiento:

  1. La administración pública debe volver a ser motor de impulso de este CAMPO. Lo fue en el momento de mayor ebullición del mismo y lo debe volver a ser. Recojo diariamente infinidad de declaraciones de locales, autonómicas, nacionales e internacionales que identifican a la EA como una herramienta indispensable para construir sociedades que aspiren a ser ambiental, social y económicamente sostenibles. También las políticas educativas y ambientales atribuyen a la EA un estatus de prioridad que, sospecho, está lejos de cumplirse en la práctica. Si bien es cierto que durante los años más duros de la crisis, la dependencia tan grande de las administraciones públicas contribuyó a la desaparición de muchos equipamientos, profesionales y programas, hoy día necesitamos que haga realidad lo que predica y apueste por la EA como pilar básico de sus políticas por la sostenibilidad.
  2. Las empresas del sector ambiental y del resto, han de apostar por tener a más y mejores profesionales de la comunicación y educación ambiental. En especial aquellas que se dedican a la EA, deben de apostar por desterrar la precariedad laboral y contribuir en la medida de sus posibilidades a que quién se quiera dedicar profesional a la EA lo pueda hacer.
  3. Falta masa crítica, sobre todo crítica, porque según los datos que arroja el último estudio sobre empleo verde de IMEDES, somos 399 personas en la Comunitat Valenciana dedicándonos a la EA ¿Hay masa? Poca veo yo ¿Y es crítica? Dejo la respuesta abierta.

Nos vemos después del verano.
Sera Huertas

 

 

 

 

 

Anuncios